Imágenes de la semana

1 de octubre de 2012

El volcán Licancabur: un cono icónico, vigilando Chajnantor

Esta impresionante imagen panorámica muestra el Llano de Chajnantor — hogar del conjunto de telescopios ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) — con el majestuoso volcán Licancabur al fondo. Vigilados por Licancabur, un bosque helado de penitentes se apiña en un primer plano. Los penitentes son curiosos fenómenos naturales que se encuentran en regiones de gran altitud. Se trata de finos “pinchos” de hielo o nieve endurecida, con afilados bordes en sus extremos y que apuntan hacia el Sol, alcanzando alturas que van de unos pocos centímetros hasta varios metros. Pueden leer más sobre los penitentes en esta Imagen de la Semana anterior (potw1221).

El volcán de Licancabur, con una altitud de 5.920 metros, es el volcán más icónico del área de San Pedro de Atacama, Chile. Su forma cónica hace que sea fácilmente reconocido incluso desde muy lejos. Se encuentra en la parte más al sur de la frontera entre Chile y Bolivia. En el cráter de su cima, el volcán contiene uno de los lagos que se encuentra a mayor altitud. Este lago ha atraído la atención de los biólogos, interesados en estudiar cómo los microorganismos microscópicos pueden sobrevivir en él, a pesar del entorno agresivo y la intensa radiación ultravioleta, la fina atmósfera, y las bajas temperaturas. Las estrategias de supervivencia de la vida microscópica en el Lago de Licancabur podrían incluso darnos pistas sobre la posibilidad de existencia de vida pasada en Marte.

Esta fotografía fue tomada por Babak Tafreshi, uno de los Fotógrafos embajadores de E, cerca de la ubicación de ALMA.

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una colaboración entre Europa, América del Norte y Asia Oriental  en cooperación con la República de Chile. La construcción y operaciones de ALMA en Europa están lideradas por ESO; en América del Norte por el National Radio Astronomy Observatory (NRAO; y en Asia Oriental por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). El Joint ALMA Observatory (JAO) proporciona al proyecto la unificación tanto del liderazgo como de la gestión de la construcción, puesta a punto y operación de ALMA.

Enlaces


24 de septiembre de 2012

Una larga noche por delante

La puesta de Sol suele ser señal de que otro día de trabajo acaba. Las luces de la ciudad van encendiéndose lentamente a medida que la gente llega a sus hogares, deseosa de disfrutar de una buena velada y de dormir plácidamente. Sin embargo, esto no se aplica a los astrónomos que trabajan en observatorios como el Observatorio Paranal, de ESO (en Chile). Observar las estrellas tan pronto como el Sol se oculta en el horizonte. Todo tiene que estar preparado antes del anochecer.

Esta fotografía panorámica capta al telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO en contraste con un precioso atardecer en Cerro Paranal. En esta imagen vemos las compuertas de las cúpulas del VLT abiertas y a los telescopios listos para una noche de observación del universo. El VLT es el telescopio óptico más avanzado del mundo, y consiste en cuatro telescopios unitarios (Unit Telescopes, UTs) con espejos primarios de 8,2 metros de diámetro, y cuatro telescopios auxiliares móviles (Auxiliary Telescopes, ATs) de 1,8 metros, que pueden verse en la esquina izquierda de la imagen.

Los telescopios también pueden trabajar de forma conjunta como si de un único y gigantesco telescopio se tratase: se trata de la configuración VLTI (Very Large Telescope Interferometer) de ESO, que permite a los astrónomos observar los detalles más finos posibles. Esta configuración solo se usa durante un número limitado de noches al año. La mayor parte del tiempo, los telescopios unitarios de 8,2 metros se usan de forma individual.

A lo largo de los últimos 13 años, el VLT ha tenido un gran impacto en la astronomía observacional. Con la llegada del VLT, la comunidad astronómica europea ha experimentado una nueva era de descubrimientos, entre los que destacan el seguimiento de estrellas orbitando el agujero negro central de la Vía Láctea y la primera imagen de un planeta extrasolar, que son dos de los tres primeros en la lista de Top 10 de los descubrimientos astronómicos de ESO.

Los telescopios unitarios del VLT han sido bautizados con los nombres en mapuche de varios objetos celestes –el mapuche es el idioma nativo de los indígenas de algunas regiones de Chile y Argentina-. De izquierda a derecha, tenemos a Antu (UT1; el Sol), Kueyen (UT2; la Luna), Melipai (UT3; la Cruz del Sur) y Yepun (UT4; Venus).

Esta fotografía fue tomada por el fotógrafo embajador de ESO Babak Tafreshi.


17 de septiembre de 2012

ALMA y una noche estrellada — algo digno de contemplar

Un cielo nocturno claro y cristalino es siempre un placer para la vista. Pero si se encuentra en el Llano de Chajnantor, a 5.000 metros de altitud en los Andes chilenos, (uno de los mejores sitios del mundo para la observación astronómica) puede ser una experiencia que recordará el resto de su vida.

Esta vista panorámica de Chajnantor muestra las antenas de ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) en contraste con el sobrecogedor escenario de fondo: un cielo nocturno plagado de estrellas.

Detrás vemos algunas de las antenas de ALMA, trabajando en equipo. El llano aparece curvado debido al efecto de la lente gran angular utilizada. ALMA es el telescopio más potente del mundo para el estudio del universo en longitudes de onda milimétricas y submilimétricas. Las obras de construcción de ALMA se completarán en 2013, y un total de 66 antenas de gran precisión trabajarán en este lugar. Por el momento, el telescopio está en su fase inicial de operaciones, haciendo observaciones científicas tempranas. Pese a que aún no está totalmente construido, el telescopio ya está ofreciendo sorprendentes resultados, superando a las demás instalaciones submilimétricas.

En el cielo que puede verse tras las antenas, incontables estrellas brillan como distantes gemas. También destacan dos objetos celestes muy familiares. Primero, la imagen está coronada por la Luna. Segundo, eclipsada por el brillo de la Luna, es posible distinguir la Vía Láctea como una banda brumosa que atraviesa el cielo. Las regiones oscuras dentro de esta banda son áreas en las cuales el polvo interestelar bloquea la luz de las estrellas de fondo.

Esta fotografía fue obtenida por el Fotógrafo embajador de ESO, Babak Tafreshi. Babak es el fundador y líder de “The World At Night”, un proyecto internacional para producir y exhibir una colección de fotografías y vídeos time-lapse impactantes de los lugares del mundo con las maravillas celestes más hermosas como telón de fondo.

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una colaboración entre Europa, América del Norte y Asia Oriental  en cooperación con la República de Chile. La construcción y operaciones de ALMA en Europa están lideradas por ESO; en América del Norte por el National Radio Astronomy Observatory (NRAO); y en Asia Oriental por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). El Joint ALMA Observatory (JAO) proporciona al proyecto la unificación tanto del liderazgo como de la gestión de la construcción, puesta a punto y operación de ALMA.

Enlaces


10 de septiembre de 2012

Un santuario intemporal en Santiago — La casa de huéspedes de ESO, ayer y hoy

ESO cumple cincuenta años, y para celebrar este importante aniversario, les mostramos retazos de nuestra historia. Una vez al mes, durante el año 2012, un especial “Ayer y hoy” de la Imagen de la Semana, comparará dos imágenes para mostrar cómo han cambiado las cosas a lo largo de las últimas décadas en los observatorios de La Silla y Paranal, en las oficinas de ESO en Santiago de Chile, y en la Sede Central en Garching (Munich, Alemania).

Este mes, mostramos una parte de ESO que parece estar fuera del tiempo. Tras un largo viaje intercontinental a Santiago, o tras el trastorno horario que genera una noche de observación en los telescopios, ¿qué mejor que hacer una parada para descansar y recuperarse en un espacio confortable antes de continuar el viaje? Desde los primeros años de su creación, la casa de huéspedes de ESO en Santiago ha proporcionado este espacio a los visitantes de los observatorios de Chile. Nuestra fotografía de “Ayer y hoy” de este mes muestra la sala de estar de la casa de huéspedes, en 1996 y en nuestros días.

La casa de huéspedes es una gran villa en un lugar tranquilo de la capital chilena. Es conocida entre los empleados de ESO y entre los astrónomos visitantes como un lugar acogedor en el que hacer una parada de descanso entre el largo viaje desde Europa y el viaje hacia los remotos observatorios. Es probable que casi todos los astrónomos europeos que visitan La Silla, Paranal o Chajnantor hayan pasado por aquí. En la casa de huéspedes pueden recuperarse de su viaje, conversar con colegas astrónomos, preparar sus observaciones y — para los recién llegados — tal vez echar su primer vistazo al cielo nocturno austral.

A principios de 1964 se decidió, con el aumento de la actividad de ESO en Santiago, adquirir una segunda residencia en la ciudad de manera que ESO no tuviera que depender de hoteles. La adquisición de la casa de huéspedes se completó en marzo de 1965 y, originalmente, fue utilizada como sede administrativa y como alojamiento para los visitantes. Sin embargo, a principios de los años 70, las dependencias oficiales de ESO se trasladaron al nuevo edificio en Vitacura, a unos cuantos kilómetros de la ciudad, permitiendo que la casa de huéspedes se reservara exclusivamente para el confort y las necesidades de los astrónomos cansados por el viaje y de otros empleados.

Como puede verse en estas dos imágenes, la casa de huéspedes no ha cambiado mucho con el paso de los años. Ahora dispone de conexión inalámbrica a internet y hay más máquinas de café modernas, pero esta casa de huéspedes sigue siendo un lugar de descanso y un santuario que invita al relax. El lugar perfecto para relajarse y prepararse para las duras y emocionantes noches de observación y, quién sabe, si para el próximo gran descubrimiento.

Enlaces


3 de septiembre de 2012

Una impactante superburbuja

En esta colorida nueva imagen se muestra a la región de formación estelar LHA 120-N44 [1], localizada en la Gran Nube de Magallanes, una pequeña galaxia satélite de la Vía Láctea. La imagen combina la vista tomada en luz visible del Telescopio MPG/ESO de 2,2 metros (ubicado en el Observatorio La Silla de ESO en Chile) con imágenes en luz infrarroja y rayos X provenientes de los telescopios espaciales en órbita.

En el centro de esta poblada región compuesta de gas, polvo y estrellas jóvenes se encuentra el cúmulo estelar NGC 1929. Sus masivas estrellas emiten grandes cantidades de radiación, expelen materia a grandes velocidades en forma de vientos estelares, y suelen tener una acelerada vida, terminando su corta pero brillante existencia estallando como supernovas. Los vientos y las ondas expansivas de las supernovas han abierto una enorme cavidad, llamada superburbuja, en el gas circundante.

Las observaciones realizadas con el Observatorio de rayos X Chandra de la NASA (aparece aquí en color azul) revelan regiones con altas temperaturas creadas por estos vientos y ondas, mientras que datos recolectados con luz infrarroja del Telescopio Espacial Spitzer  de la NASA (en rojo)  demarcan el lugar donde se encuentran el polvo y el gas más frío. La vista tomada en luz visible del Telescopio MPG/ESO de 2,2 metros (en amarillo) completa la imagen, y muestra tanto a las estrellas jóvenes calientes como a las resplandecientes nubes de gas y polvo que las rodean. 

La combinación de imágenes de esta región ha permitido a los astrónomos resolver un misterio: ¿Por qué la N44, y otras superburbujas de similares características, están emitiendo rayos-X con tal intensidad? La respuesta parece ser que, adicionalmente, existen dos fuentes brillantes de rayos-X: las ondas expansivas de las supernovas que golpean las paredes de las cavidades, y el material caliente que se evapora de las paredes de dichas cavidades. Esta emisión de rayos-X desde el borde de la superburbuja se puede observar claramente en la imagen.

Enlaces

Notas

[1] La denominación de este objeto indica que ha sido incluido en el Catalogue of H-alpha emission stars and nebulae in the Magellanic Clouds  (El catálogo de estrellas y nebulosas de emisión H-alfa en las nubes de Magallanes), que fue compilado y publicado en 1956 por el astrónomo y astronauta estadounidense Karl Henize (1926–1993). La letra “N”  indica que es una nebulosa. A menudo al objeto se le denomina simplemente N44.


27 de agosto de 2012

La noche cae sobre Paranal

Imagine que acaba de ver una hermosa puesta de sol desde la cumbre del Cerro Paranal. Mientras silenciosamente cae la noche sobre el desierto de Atacama, el Telescopio Muy Grande (VLT) abre sus poderosos ojos hacia el Universo. Con esta magnífica panorámica de 360 grados, puede imaginar la vista que tendría si estuviese ahí, cerca del extremo sur de la plataforma del VLT.

En primer plano, el cuarto telescopio auxiliar del VLT (AT4) se está abriendo. A su izquierda, el sol ya se ha puesto sobre el océano Pacífico, cubierto, como es habitual, por un manto de nubes bajo la cima del Cerro. En lo que resta de la plataforma, se pueden apreciar los otros tres telescopios auxiliares frente a los imponentes edificios que albergan los cuatros Telescopios Unitarios de 8,2 metros. Por último, La Residencia y otras instalaciones del campamento base pueden divisarse a poca distancia, cerca del extremo derecho de la imagen.

A medida que llega la noche, imagine estar inmerso en un profundo silencio, apenas perturbado por el viento o el suave movimiento de estas imponentes máquinas. Cuesta creer la intensa actividad que se está generando en el Edificio de Control del VLT, ubicado en la cuesta de la montaña, justo bajo el nivel de la plataforma, en dirección a la puesta del sol. Ahí, los astrónomos y operadores de los telescopios se encuentran iniciando las primeras observaciones de la noche.

Enlaces


13 de agosto de 2012

Orión cuida de ALMA

Brillando en lo alto del cielo nocturno chileno, Orión, El Cazador, permanece atento, vigilando las antenas de ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array). Es muy fácil reconocer esta constelación, con su distintiva forma de reloj de arena y las tres brillantes estrellas del cinturón de Orión en el centro. Obtenida desde el hemisferio sur, esta imagen nos muestra la espada de Orión sobre el cinturón. La espada alberga una de los fenómenos más impresionantes del cielo — la Nebulosa de Orión — que aparece como la “estrella” central de la espada, con una nebulosidad difusa que la hace visible a simple vista bajo buenas condiciones meteorológicas.

Las tres antenas de ALMA que se ven en la imagen representan solo una pequeña parte del conjunto total, que cuenta con un total de 66 antenas. ALMA combina las señales de sus antenas, separadas por distancias de más de 16 kilómetros, para formar un telescopio unitario gigantesco, utilizando una técnica denominada interferometría. Pese a que la construcción no se completará hasta el año 2013, ALMA comenzó a hacer observaciones científicas con parte de sus antenas en el año 2011.

A 5.000 metros de altitud, en el Llano de Chajnantor, a los pies de los Andes chilenos, en una de las regiones más áridas del mundo, ALMA cuenta con unas excepcionales condiciones de observación. Para llevar a cabo las observaciones es necesario un lugar como Chajnantor, alto y seco, ya que el vapor de agua y el oxígeno de la atmósfera terrestre  absorben las longitudes de onda milimétricas y submilimétricas de la luz, el rango para el cual está diseñado ALMA.

En esta fotografía, las antenas se estaban probando en las instalaciones de apoyo a las operaciones de ALMA (Operations Support Facility) ubicadas a una altitud algo más baja, a 2.900 metros. Una vez probadas y totalmente equipadas, fueron transportadas al Llano de Chajnantor para iniciar su trabajo.

Esta imagen fue obtenida por Adrian Russell, quien envió la fotografía al grupo de Flickr “Your ESO Pictures”. El grupo Flickr se revisa regularmente y se seleccionan las mejores fotos para ser las protagonistas de la serie “La imagen de la semana”, o para incorporarlas a la galería de imágenes. En 2012, como parte de las celebraciones con motivo del 50 aniversario de ESO, también pueden participar imágenes relacionadas con la historia de ESO.

ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) es una instalación astronómica internacional fruto de la colaboración entre Europa, América del Norte y Asia Oriental,  en cooperación con la República de Chile. La construcción y operaciones de ALMA en Europa están lideradas por ESO; en América del Norte por el National Radio Astronomy Observatory (NRAO); y en Asia Oriental por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). El Joint ALMA Observatory (JAO) proporciona al proyecto la unificación tanto del liderazgo como de la gestión de la construcción, puesta a punto y operación de ALMA.

Enlaces


6 de agosto de 2012

De un camino de tierra al observatorio líder mundial

ESO cumple cincuenta años, y para celebrar este importante aniversario, les mostramos retazos de nuestra historia. Una vez al mes, durante el año 2012, un especial “Ayer y hoy” de la Imagen de la Semana, comparará dos imágenes para mostrar cómo han cambiado las cosas a lo largo de las últimas décadas en los observatorios de La Silla y Paranal, en las oficinas de ESO en Santiago de Chile, y en la Sede Central en Garching (Munich, Alemania).

Estas imágenes muestran la entrada del Observatorio Paranal, en el norte de Chile, mirando hacia la cima de Cerro Paranal, tal y como se veía en 1987 en comparación con una imagen actual.

La región de Cerro Paranal fue estudiada en 1983 como posible emplazamiento del que sería el Very Large Telescope (VLT) por un equipo que incluía al Director General de ESO en aquel momento, Lodewijk Woltjer (para más información, ver The Messenger, No. 64, pp 5–8). En 1987, se construyó un camino de tierra hacia la cima y se estableció una base permanente para estudiar sus condiciones. La imagen histórica muestra lo que podía verse por aquel entonces.

Los resultados de estos estudios fueron muy buenos, — las condiciones eran incluso mejores que las del Observatorio La Silla, de ESO, o los demás emplazamientos tenidos en consideración. Esto hizo que se decidiera elegir Paranal para construir el VLT, algo que el Consejo de ESO dio a conocer en diciembre de 1990 (ver eso9015).

Paranal ha cambiado mucho en estos 25 años, desde que se tomara esta imagen histórica. La cima de la montaña se niveló y se sustituyó el camino por una carretera y, por supuesto, se construyeron los telescopios que hoy forman el observatorio. En la imagen actual puede verse el observatorio completo y totalmente operativo. En la cima ahora se encuentran los cuatro telescopios unitarios VLT de 8,2 metros, junto con los cuatro telescopios auxiliares de menor tamaño (1,8 metros) utilizados para hacer interferometría, y el telescopio de sondeo de 2,6 metros VLT Survey Telescope. En la entrada se han construido numerosos edificios para crear el campamento base del observatorio. Para una visión desde el lado opuesto, mirando hacia abajo, desde la cima hacia el campamento base, ver esta Imagen de la Semana anterior: potw1230.

Enlaces


30 de julio de 2012

Estrellas jóvenes envueltas en capullos rojizos

En la Tierra, los capullos se asocian con la nueva vida. También hay capullos en el espacio pero, en lugar de proteger a una crisálida hasta que se transforma en mariposa, son el lugar en el que nacen nuevas estrellas.

La nube roja que puede verse en esta imagen, obtenida con el instrumento EFOSC2, instalado en el New Technology Telescope, de ESO, es un perfecto ejemplo de una de esas regiones de formación estelar. Se trata de la nube llamada RCW 88, ubicada a unos diez mil años luz de distancia, con un tamaño de unos nueve años luz. No está hecha de hilo de seda, como los capullos de los gusanos, sino del gas de hidrógeno brillante que rodea a las estrellas recién formadas. Las nuevas estrellas nacen cuando estas nubes de gas de hidrógeno colapsan por su propia gravedad. Algunas de las estrellas más evolucionadas, que ya brillan con fuerza, pueden atisbarse a través de la nube.

Estas estrellas jóvenes y calientes son muy energéticas y emiten grandes cantidades de radiación ultravioleta, la cual arranca electrones de los átomos de hidrógeno que se encuentran en la nube, dejando el núcleo de protones (cargado positivamente). Cuando los electrones son recapturados por los protones, emiten luz en H-alfa, la cual tiene un característico brillo rojo.

Observar el cielo a través de un filtro H-alfa es la forma más sencilla para los astrónomos de encontrar estas regiones de formación estelar. Para producir esta imagen se utilizaron cuatro filtros, uno de ellos específico para la luz en H-alfa.


23 de julio de 2012

El campamento base de Paranal, visto desde arriba

Si miramos hacia abajo desde la atalaya que nos proporciona el VLT (Very Large Telescope) de ESO, en Cerro Paranal, en el desierto chileno de Atacama, vemos cómo se extiende bajo nuestros pies el campamento base del observatorio. La Residencia Paranal, un remanso de paz para aquellos que trabajan en la montaña, puede verse cerca del centro, con la cúpula coronando su techo. A la izquierda de la residencia, al otro lado de la carretera, se encuentra  el gimnasio del campamento base, y a su izquierda vemos el edificio de mantenimiento de los espejos (Mirror Maintenance Building, MMB), donde los espejos gigantes del VLT se limpian y realuminizan periódicamente. Detrás del MMB se encuentra la estación que proporciona energía al conjunto, y aún más a la izquierda vemos el edificio del taller de mecánica. Subiendo por la ladera de la montaña, en primer plano, se encuentra el Star Track, un sendero que va desde la residencia hacia la cima.

El Sol se había puesto unos quince minutos antes de tomar esta foto, bañando de una hermosa luz anaranjada el campamento base. Este crepúsculo genera suaves sombras que dan a las colinas una gran profundidad. Una vista como esta en Paranal solo puede verse durante las denominadas “horas doradas”, antes del amanecer o justo tras el ocaso, ya que la luz directa del Sol genera implacables contrastes de luz.

Esta fotografía panorámica fue creada por el Fotógrafo Embajador de ESO Gerhard Hüdepohl.

Enlaces


16 de julio de 2012

Una antena de ALMA en movimiento

Esta imagen muestra una de las antenas europeas de doce metros de diámetro de ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) en movimiento hacia el centro de soporte de operaciones del proyecto (Operations Support Facility). Desde que se tomó esta fotografía, esta antena, y otras como ella, han empezado a operar, ya que ALMA ha iniciado sus observaciones científicas con una parte del conjunto de antenas (ver  eso1137). Recientemente, el jueves 12 de julio, se cerraba la llamada de propuestas para la siguiente fase de observaciones de ALMA. Se recibieron cerca de 1.100 propuestas de astrónomos de todo el mundo.

ALMA realiza sus observaciones desde el Llano de Chajnantor, a una altura de 5.000 metros. Una vez completada su construcción, ALMA tendrá un conjunto de 66 antenas de alta precisión con antenas de doce y siete metros de diámetro, repartidas en distancias de más de 16 kilómetros, trabajando juntas como un único telescopio en longitudes de onda de entre 0,32 y  3,6 milímetros. Más de la mitad de esas 66 antenas ya están en Chajnantor (ver ann12035). Veinticinco de las antenas de ALMA han sido proporcionadas por ESO a través de un contrato con el consorcio europeo AEM; otras veinticinco antenas las ha suministrado América del Norte y dieciséis las aporta Asia Oriental.

Las antenas, cada una de las cuales pesa alrededor de 100 toneladas, se ensamblan y prueban en el centro de soporte de operaciones del proyecto, en la zona alta de la región chilena de Atacama, a una altitud de 2.900 metros. De allí son trasladadas al llano de Chajnantor, a 5.000 metro sobre el nivel del mar, con la ayuda de dos vehículos de transporte especiales diseñados ex profeso,  — enormes vehículos con 28 neumáticos, diez metros de ancho, 20 metros de largo y 6 metros de altura, con un peso de 130 toneladas y la misma potencia que dos máquinas de Fórmula 1.  

En esta imagen, vemos cómo trabaja uno de los vehículos, llamado Otto. La imagen fue obtenida cuando la primera antena europea se entregaba al observatorio en abril de 2011.

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una colaboración entre Europa, América del Norte y Asia Oriental  en cooperación con la República de Chile. La construcción y operaciones de ALMA en Europa están lideradas por ESO; en América del Norte por el National Radio Astronomy Observatory (NRAO); y en Asia Oriental por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). El Joint ALMA Observatory (JAO) proporciona al proyecto la unificación tanto del liderazgo como de la gestión de la construcción, puesta a punto y operación de ALMA.


9 de julio de 2012

La pata de gato redescubierta

La Nebulosa Pata de Gato nos ofrece una nueva visión gracias a la combinación de exposiciones llevadas a cabo con el telescopio de 2,2 metros MPG/ESO y los expertos astrónomos aficionados Robert Gendler y Ryan M. Hannahoe. La forma que distingue a esta nebulosa se muestra en infladas nubes rojas de gas brillante que contrastan con el fondo, un cielo oscuro punteado de estrellas.

La imagen se realizó combinando observaciones existentes del telescopio de 2,2 metros MPG/ESO, situado en el Observatorio La Silla, en Chile (ver Foto noticia de ESO eso1003) con una exposición de 60 horas obtenida por Gendler y Hannahoe con un telescopio de 0,4 metros.

La resolución de las observaciones realizadas previamente con el telescopio de 2,2 metros MPG/ESO se combinó (utilizando su “luminosidad” o brillo) con la información de color obtenida con las observaciones de  Gendler y Hannahoe, dando como resultado esta hermosa combinación que mezcla datos logrados con un telescopio profesional y uno aficionado. Por ejemplo, la información adicional de color desvela la débil nebulosidad azulada en la región central, que no puede verse en la imagen original de ESO, mientras que los datos de ESO aportan más detalles y precisión. El resultado es una imagen que es mucho más que la suma de sus partes.

La Nebulosa Pata de Gato (también conocida como NGC 6334) se encuentra en la constelación Scorpius (El Escorpión). Aunque en el cielo aparece cerca del centro de la Vía Láctea, está relativamente cerca de la Tierra, a una distancia de unos 5.500 años luz. Tiene un tamaño de unos 50 años luz y es una de las regiones más activas de formación estelar de nuestra galaxia. Contiene brillantes estrellas jóvenes masivas azules que se han formado en los últimos millones de años. Posiblemente alberga un total de decenas de miles de estrellas, algunas de ellas visibles y otras aún ocultas en las nubes de gas y polvo.

Enlaces


2 de julio de 2012

Un oasis para los astrónomos — Ayer y hoy de la Residencia Paranal de ESO

ESO cumple cincuenta años, y para celebrar este importante aniversario, les mostramos retazos de nuestra historia. Una vez al mes, durante el año 2012, un especial “Ayer y hoy” de la Imagen de la Semana, comparará dos imágenes para mostrar cómo han cambiado las cosas a lo largo de las últimas décadas en los observatorios de La Silla y Paranal, en las oficinas de ESO en Santiago de Chile, y en la Sede Central en Garching (Munich, Alemania).

Desde febrero de 2002 (ver eso0205), la Residencia Paranal ha ofrecido alojamiento al personal que trabajaba por turnos en el observatorio insignia de ESO. Paranal, en el desierto chileno de Atacama, es el hogar del Very Large Telescope (VLT) de ESO. Este mes, nuestras fotografías de “Ayer y hoy” — ambas tomadas por el fotógrafo embajador de ESO Gerhard Hüdepohl — nos ofrecen una visión única de cómo fue construido este oasis en el desierto.

La fotografía histórica muestra la residencia en construcción a finales del año 2000. El edificio fue diseñado por la firma alemana de arquitectos Auer+Weber, y está situada sobre una base subterránea en forma de L. Los materiales del edificio tienen el mismo color que el desierto, con el fin de ayudar a integrar el edificio en el paisaje, y la parte central de la residencia, parcialmente acabada, tiene reminiscencias de un anfiteatro, con gradas de piedra abiertas al cielo carente de nubes.

¡Hoy la residencia tiene un aspecto my diferente! A pesar de la ubicación subterránea, el diseño que distingue al edificio crea un interior con sensación de espacio abierto. El recibidor central está protegido por una cúpula de cristal de 35 metros de ancho, que permite la entrada de la luz natural en el edificio. El vacío anfiteatro del año 2000 se ha reinventado como un exuberante jardín tropical, con una piscina en el fondo. Ambos, el jardín y la piscina, han sido diseñados para aumentar la humedad en el interior del edificio, dando a los empleados un respiro, ya que se trata de uno de los lugares más secos de la Tierra y en el exterior se sufren condiciones extremas de aridez.

Gracias al singular diseño de la residencia, su fama ha ido incluso más allá de la comunidad astronómica. Por ejemplo, en el año 2008, se grabaron escenas importantes de la película Quantum of Solace, de la serie de James Bond, en las que la Residencia jugaba el papel del hotel “Perla de las Dunas” [1]. En el año 2009 fue seleccionada como uno de los “edificios top 10 de la década” por el periódico británico Guardian (ver ann0940), y en el 2012, el Observatorio Paranal, junto con su residencia, fue el escenario para la campaña “Perfect Places” de Land Rover (ver ann12008).

Notas

[1] Para más información sobre James Bond en Cerro Paranal ver eso0807, eso0838, y http://www.eso.org/public/outreach/bond/BondatParanal.html

Enlaces


25 de junio de 2012

¿Marte, 2099?

Marte, una noche fría y oscura en mitad de un árido desierto. Una estrecha carretera iluminada por luz artificial nos lleva hacia un solitario asentamiento humano en la cima de una antigua montaña. O, al menos, es lo que un aficionado a la ciencia ficción podría imaginar al ver esta imagen casi sobrenatural.

En realidad, la fotografía muestra una imagen terrestre: el Observatorio Paranal de ESO, hogar del Very Large Telescope (VLT). Aún así, es fácil imaginarla como una futura visión de Marte, quizás a finales de siglo. Ese es el motivo por el cual el autor de esta fotografía, Julien Girard, la ha titulado “Marte 2099”.

Ubicado a 2.600 metros de altitud, el Observatorio Paranal de ESO se asienta en una de las zonas más secas y desoladas de la Tierra, el desierto de Atacama, en Chile. De hecho, la panorámica es tan marciana que la Agencia Espacial Europea (European Space Agency, ESA) y la NASA ponen a prueba sus vehículos destinados a Marte en esta región. Por ejemplo, un equipo de ESA probó recientemente el vehículo autodirigido de búsqueda, tal y como contamos en el anuncio ann12048.

Esta imagen fue tomada al atardecer, mirando hacia el VLT en dirección sudoeste, desde el telescopio de sondeo VISTA, en una cima cercana. Al oeste, a tan solo doce kilómetros de Paranal, se encuentra el Océano Pacífico. Elevándose desde la cima de Paranal puede verse la Vía Láctea, portando la marca inconfundible de los cielos australes — el asterismo de la Cruz del Sur.

En Paranal, los cielos pueden ser tan limpios y oscuros en noches sin luna, que solo la luz de la Vía Láctea basta para generar sombras. Ese es el motivo por el cual ESO eligió este emplazamiento para el VLT, y la razón por la cual este observatorio se beneficia de algunas de las mejores condiciones de observación del mundo.

Julien Girard es un astrónomo de ESO que trabaja en el VLT, en Chile. Envió esta fotografía a Tu foto ESO- Grupo Flickr. Este grupo Flickr se revisa regularmente y se seleccionan las mejores fotos para nuestra sección “Imagen de la semana”, o para incluirla en la galería. En 2012, como parte del 50 aniversario de ESO, también abrimos la participación a sus imágenes históricas de ESO.

Enlaces


18 de junio de 2012

El láser de Yepun y las Nubes de Magallanes

Uno de los mayores enemigos de los astrónomos es la atmósfera de la Tierra, que hace que los objetos celestes aparezcan borrosos cuando se observan desde telescopios basados en tierra. Para contrarrestar este efecto, los astrónomos utilizan una técnica llamada óptica adaptativa, en la cual espejos deformables controlados por ordenador se ajustan, cientos de veces por segundo, para compensar las distorsiones de la atmósfera.

En esta espectacular imagen, Yepun [1], el cuarto Telescopio Unitario de 8,2 metros de diámetro del conjunto Very Large Telescope (VLT) de ESO, lanza un poderoso rayo láser amarillo al cielo. Excitando una capa de átomos sodio que se encuentra a una altitud de 90 kilómetros, el rayo crea un punto luminoso — una estrella artificial — en la atmósfera de la Tierra. Esta Estrella de Guiado Láser (Laser Guide Star, LGS) es parte del sistema de óptica adaptativa del VLT. La luz que vuelve de esta estrella artificial se utiliza como referencia para controlar los espejos deformables y eliminar los efectos de distorsión de la atmósfera, produciendo imágenes astronómicas casi tan precisas como las obtenidas si el telescopio estuviera en espacio.

El laser de Yepun no es lo único que brilla en el cielo nocturno. A la izquierda y a la derecha del rayo láser, pueden verse, respectivamente, la Pequeña y la Gran Nube de Magallanes. Estas galaxias enanas irregulares, vecinas de la Vía Láctea,  son objetos destacados del hemisferio sur, y pueden observarse fácilmente a ojo. La brillante estrella que destaca a la izquierda de la Gran Nube de Magallanes es Canopus, la estrella más brillante de la constelación de Carina (La Quilla), mientras que la estrella que se encuentra hacia la parte superior derecha de la imagen es Achernar, la más brillante de la constelación de Eridanus (El Rio).

La imagen fue tomada por Babak Tafreshi, un Fotógrafo embajador de ESO.

Notas

[1] Los cuatro Telescopios Unitarios del conjunto VLT tienen nombres de objetos celestes en lengua indígena mapuche, el mapudungun. Los Telescopio Unitario (Unit Telescopes, UTs) se llaman: Antu (UT1, el Sol); Kueyen (UT2, la Luna); Melipal (UT3, la Cruz del Sur); y Yepun (UT4, Venus).

Enlaces


4 de junio de 2012

La informática en ESO a través del tiempo — El impresionante avance de la tecnología

ESO cumple cincuenta años, y para celebrar este importante aniversario, les mostramos retazos de nuestra historia. Una vez al mes, durante el año 2012, un especial “Ayer y hoy” de la Imagen de la Semana, mostrará cómo han cambiado las cosas a lo largo de las últimas décadas en los observatorios de La Silla y Paranal, en las oficinas de ESO en Santiago de Chile, y en la Sede Central en Garching (Munich, Alemania).

Nuestro par de fotografías de este mes muestran cómo el poder de la informática utilizado por ESO ha cambiado drásticamente con el paso del tiempo. Ambas imágenes muestran al astrónomo austriaco Rudi Albrecht frente a un sistema informático de ESO, pero en fechas separadas por décadas.

En la imagen histórica, tomada en 1974 en las oficinas de ESO en Santiago (Chile), podemos ver a Albrecht, lápiz en mano, estudiando códigos detenidamente frente a un teletipo. Trabajaba en el software para el instrumento “Spectrum Scanner”, instalado en el Telescopio de 1 metro de ESO [1], en el Observatorio de La Silla. Los datos eran procesados en Santiago utilizando el miniordenador Hewlett Packard 2116 que puede verse tras la impresora. Esta voluminosa computadora, con un procesador y una impresionante memoria de núcleo magnético de 16 kilobytes (!), almacenaba los resultados en una cinta magnética, datos que ya estaban preparados para su posterior procesado por parte de los astrónomos visitantes en las computadoras de sus respectivos centros de investigación. Para manejar archivos de una cinta que fueran mayores que la memoria disponible, Albrecht desarrolló un sistema de memoria virtual, aportándolo al Hewlett Packard Software Center.

La fotografía actual muestra a Albrecht en el Centro de Datos de la Sede Central de ESO en Garching (Munich, Alemania), que archiva y distribuye datos de los telescopios de ESO. Está frente a un estante o “rack” que contiene un sistema con cuarenta núcleos de procesamiento, 138 terabytes de capacidad de almacenamiento y 83 gigabytes de memoria RAM — ¡más de cinco millones de veces más que la máquina que utilizaba en 1974! Incluso el ordenador portátil o “tablet” que tiene entre las manos supera con creces a la vieja máquina y proporciona una moderna alternativa al lápiz y el papel.

A lo largo de los años, los sistemas informáticos de ESO se han desarrollado para manejar el flujo de datos científicos de los telescopios ubicados en los observatorios. Los avances en telescopios, detectores, y tecnología informática se traducen en que, ahora, los observatorios producen cantidades masivas de imágenes, espectros y catálogos. Por ejemplo, los dos telescopios de sondeo de Paranal, VST y VISTA, producen juntos más de 100 terabytes de datos por año. ¡A años luz de los días de las cintas magnéticas y las memorias de 16 kilobytes!

Notas

[1] El telescopio de 1 metro de ESO fue desmantelado en 1994.


28 de mayo de 2012

La Vía Láctea austral sobre ALMA

El Fotógrafo embajador de ESO Babak Tafreshi, captó esta impresionante imagen de las antenas del conjunto ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), con el esplendor de la Vía Láctea como fondo. La riqueza del cielo en esta imagen atestigua las insuperables condiciones para la astronomía que ofrece el llano de Chajnantor, un área de la región chilena de Atacama ubicada a 5.000 metros de altitud.

En esta imagen podemos ver las constelaciones de Carina (La Quilla) y Vela (La Vela). La nubes de polvo de la Vía Láctea, oscuras y tenues, cruzan la imagen desde la parte superior izquierda hacia la parte inferior derecha. La brillante estrella naranja, arriba a la izquierda, es Suhail, en Vela, mientras que la estrella, también anaranjada, que hay en la parte superior (hacia el centro) es Avior, en Carina. De las tres estrellas brillantes azules que forman la “L” cerca de estas estrellas, las dos de la izquierda pertenecen a Vela, y la de la derecha a Carina. Y exactamente en el centro de la imagen, bajo estas estrellas, resplandece con incandescencia rosada la Nebulosa de Carina (eso1208).

ESO, el socio europeo de ALMA, proporciona 25 de las 66 antenas que formarán el telescopio completo. Las dos antenas más cercanas a la cámara, en las cuales el observador puede ver las inscripciones “DA-43” y “DA-41”, son dos de estas antenas europeas. La construcción de todo el conjunto de ALMA se completará en el año 2013, pero el telescopio ya está llevando a cabo observaciones científicas con una parte del conjunto de antenas.

Babak Tafreshi es fundador de The World At Night (El mundo de noche), un programa  para crear y exhibir una colección de imágenes y vídeos de time-lapse impactantes de los lugares más hermosos e históricos del mundo durante la noche, con estrellas, planetas y objetos celestes como fondo.

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una colaboración entre Europa, América del Norte y Asia Oriental  en cooperación con la República de Chile. La construcción y operaciones de ALMA en Europa están lideradas por ESO; en América del Norte por el National Radio Astronomy Observatory (NRAO), y en Asia Oriental por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). El Joint ALMA Observatory (JAO) proporciona al proyecto la unificación tanto del liderazgo como de la gestión de la construcción, puesta a punto y operación de ALMA.


21 de mayo de 2012

Penitentes helados a la luz de la Luna en Chajnantor

Babak Tafreshi, uno de los Fotógrafos embajadores de ESO, ha captado este curioso fenómenoen el llano de Chajnantor, la ubicación de los telescopios ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array).

Estas extrañas formaciones de hielo y nieve se conocen como “penitentes”. Están iluminadas por la luz de la Luna, visible en la parte derecha de la imagen. A la izquierda, arriba en el cielo, pueden verse débilmente la Pequeña y la Gran Nube de Magallanes, y cerca del horizonte, al fondo a la izquierda, se divisa el brillo rojizo de la nebulosa Carina.

Los penitentes son maravillas naturales que se encuentran en regiones situadas a gran altura, como los Andes chilenos, normalmente a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar. Son finos pinchos y espadas de nieve o hielo endurecidos, normalmente formados en grupos, con los extremos apuntando hacia el Sol. Alcanzan alturas que van de unos pocos centímetros (que recuerdan a hierbas bajas), hasta más de cinco metros de altura, dando la impresión de ser un bosque de hielo en mitad del desierto.

Aún no se conocen todos los detalles sobre el proceso de formación que da lugar a los penitentes. Durante muchos años, la gente de la región creyó que eran el resultado de fuertes vientos, comunes en las montañas de los Andes. Aún así, los fuertes vientos tienen un papel limitado en la forma que adquieren estos pináculos helados. Actualmente, se cree que son el producto de una combinación de fenómenos físicos.

El proceso empieza con el brillo del Sol sobre la superficie de la nieve. Debido a las condiciones de extrema sequedad en estas regiones desérticas, el hielo sublime en lugar de derretirse — pasa de estado sólido a gaseoso sin derretirse y sin pasar por el estado líquido. Las irregularidades en la superficie de la nieve atrapan la luz que se refleja, lo que lleva a una mayor sublimación y huecos más profundos. En el interior de esos huecos, el aumento de temperatura y la humedad dan lugar a que pueda derretirse. Este positivo feedback acelera el crecimiento de la característica estructura de los penitentes.

Estas estatuas de hielo se llaman así por los sombreros picudos de los nazarenos, miembros de las cofradías que participan en las procesiones de Semana Santa en todo el mundo. No resulta difícil imaginarlos como una congregación de monjes de hielo, reuniéndose a la luz de la Luna.

La imagen fue tomada junto a la carretera que lleva a los telescopios ALMA. El observatorio, que inició sus primeras operaciones científicas (Early Science) el 30 de septiembre de 2011, estará compuesto por un total de 66 antenas de alta precisión que operarán juntas como un solo telescopio gigante.

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una colaboración entre Europa, América del Norte y Asia Oriental  en cooperación con la República de Chile. La construcción y operaciones de ALMA en Europa están lideradas por ESO; en América del Norte por el National Radio Astronomy Observatory (NRAO); y en Asia Oriental por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). El Joint ALMA Observatory (JAO) proporciona al proyecto la unificación tanto del liderazgo como de la gestión de la construcción, puesta a punto y operación de ALMA.

Enlaces


14 de mayo de 2012

Poniendo a punto el VLT para obtener imágenes aún más precisas

Esta imagen muestra uno de los telescopios unitarios (UT4) del VLT (Very Large Telescope) de ESO mientras fue brevemente secuestrado por los ingenieros de ESO. Pueden verlo rodeado por un andamiaje temporal como parte de su preparación para el nuevo sistema de óptica adaptativa (Adaptive Optics Facility, AOF). Este proyecto hará de UT4 un telescopio totalmente adaptativo. El AOF corregirá los efectos de distorsión que provoca la atmósfera terrestre y permitirá que los instrumentos HAWK-I y MUSE obtengan imágenes mucho más precisas.

Como parte del AOF se han añadido muchos componentes nuevos a UT4. Entre ellos, el espejo secundario deformable (deformable secondary mirror, DSM): una fina lámina reflectante, con 1,1 metros de diámetro, pero con un grosor de tan solo 2 milímetros. Este espejo es lo suficientemente fino como para ser fácilmente deformable por más de mil actuadores, más de mil veces por segundo, con el fin de compensar las distorsiones provocadas por la atmósfera en la imagen. El DSM es el espejo adaptativo más grande construido hasta el momento (ann12015). Otro elemento de vital importancia son las cuatro instalaciones de estrella de guiado láser (Laser Guide Star Facility, 4LGSF) — cuatro telescopios especiales que lanzan un rayo láser a las capas altas de la atmósfera con el fin de crear estrellas de guiado artificiales [1] (ann12012). Finalmente, los módulos de óptica adaptativa GRAAL y GALACSI serán los responsables de analizar la luz que a su vez emiten estas estrellas de guiado láser.

Esta imagen muestra a un ingeniero de ESO supervisando el trabajo llevado a cabo en UT4. Para permitir el total acceso al telescopio, se ha desinstalado temporalmente la celda del espejo primario. También se han retirado los cables y tuberías y se han sustituido por otros nuevos. Se han añadido andamios para preparar la instalación de los armarios de electrónica y los telescopios de envío de rayo láser para el 4LGSF.

Notas

[1] El rayo laser excita los átomos de sodio de una capa de la atmósfera a una altitud de 90 kilómetros, haciendo que brille como una estrella artificial.


7 de mayo de 2012

Tres telescopios muy diferentes en La Silla

ESO cumple 50 este año, y para celebrar este importante aniversario, echamos un vistazo a su historia. Una vez al mes, durante el año 2012, un especial “Ayer y hoy” de la imagen de la semana mostrará cómo han cambiado las cosas a lo largo de estas décadas en los observatorios de La Silla y Paranal, en las oficinas de ESO en Santiago de Chile, y en la sede central en Garching (Munich, Alemania).

Estas dos fotografías fueron tomadas en el pico más alto de La Silla, una montaña con una altitud de 2.400 metros, al borde del desierto chileno de Atacama. La Silla fue el primer observatorio de ESO. La fotografía histórica, tomada en 1975, muestra algunos de los camiones y otros equipamientos utilizados para la construcción de la cúpula del telescopio de 3,6 metros de ESO, que estaba en marcha detrás del fotógrafo. A la izquierda pueden verse los tanques de agua.

En la fotografía actual, aparecen tres nuevos telescopios, todos muy diferentes entre sí. A la derecha de los tanques de agua se encuentra el telescopio de ESO NTT (New Technology Telescope), que vio su primera luz el 23 de marzo de 1989. Este telescopio de 3,58 metros fue el primero en disponer de un espejo primario controlado por ordenador, con la capacidad de ajustar su forma durante las observaciones para optimizar la calidad de imagen. La cúpula octogonal que alberga al NTT es otro avance tecnológico, ventilada por un sistema de alerones que hacen que el aire circule suavemente a través del espejo, reduciendo las turbulencias y proporcionando imágenes más precisas.

A la derecha del NTT se encuentra el telescopio suizo de 1,2 metros Leonhard Euler, que tiene una cúpula más tradicional. Lo opera el Observatorio de Ginebra de la Universidad de Ginebra, en Suiza, y vio su primera luz el 12 de abril de 1998. Se utiliza para la búsqueda de exoplanetas en el hemisferio sur del cielo y su primer descubrimiento fue el planet que orbitaba a la estrella Gliese 86 (ver nota eso9855). El telescopio también observa estrellas variables, estallidos de rayos gamma y núcleos galácticos activos.

Al fondo a la derecha hay un edificio apodado “el  sarcófago”, que aloja al telescopio TAROT (siglas en francés de Télescope à Action Rapide pour les Objets Transitoires, Telescopio de Acción Rápida para Objetos en Tránsito), que empezó a funcionar en La Silla el 15 de septiembre de 2006. Este telescopio robótico de movimiento rápido, relativamente pequeño (tiene 25 centímetros) reacciona extremadamente rápido a las alertas enviadas por los satélites cuando encuentran estallidos de rayos gamma, con el fin de fijar con exactitud las posiciones de estos impresionantes y efímeros eventos. Observando estas explosions cósmicas los astrónomos pueden estudiar la formación de agujeros negros y la evolución de las estrellas en el universo temprano. Un consorcio liderado por Michel Boër, del Observatorio de Haute Provence, en France, opera el telescopio TAROT.

ESO opera el telescopio NTT, mientras que el telescopio Leonhard Euler y TAROT están entre los y telescopios y proyectos nacionales albergados en el observatorio de La Silla. Aún hoy, cerca de 40 años tras su inauguración, La Silla sigue estando en la vanguardia de la astronomía.

Enlaces


« Anterior 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | ... | 14 Siguiente »
Mostrando 81 hasta 100 de 275
Bookmark and Share

Ver también