eso0817es-cl — Foto noticia

Elija su idioma:

EL PEQUEÑO HOMBRE Y LA CALDERA CÓSMICA

27 de mayo de 2008

Como parte de las celebraciones por el 10º aniversario del Very Large Telescope, ESO estrenó dos impresionantes imágenes de nebulosas situadas en la constelación de Carina: una que tiene la forma de un pequeño hombre y que rodea una estrella condenada a explotar en los próximos 100.000 años y, una segunda, mucho más grande, cuya turbulencia interna es creada por un cúmulo de jóvenes estrellas masivas.

Más brillante que un millón de Soles, Eta Carinae es la estrella más luminosa conocida en la galaxia. Constituye el ejemplo más cercano de una variable azul luminosa es decir una estrella inmensa, supermasiva, caliente, joven e inestable- en la última fase de vida antes que estalle en una supernova ardiente.

Eta Carinae está rodeada por una nube en expansión de polvo y gas conocida como el Homunculo (“hombre pequeño” en latín), que los astrónomos creen fue expulsada de la estrella durante una gran explosión observada en 1843 [1].

Justamente uno de los primeros objetos captados con el VLT de ESO, hace 10 años, fue Eta Carinae. La imagen obtenida entonces con una cámara de prueba tenía una resolución de 0,38 arcosegundos y demostró las capacidades únicas del principal telescopio terrestre europeo para la astronomía óptica e infrarroja, así como su privilegiado emplazamiento en cerro Paranal.

La nueva imagen obtenida recientemente revela aún más detalles, gracias a que posee una resolución 6 a 7 veces mejor (casi 0,05 arcosegundos, lo que equivale a leer un libro a 10 kilómetros de distancia). Fue obtenida con el instrumento de infrarrojo cercano NACO del telescopio Yepun, uno de los cuatro telescopios gigantes del VLT. NACO es un instrumento de óptica adaptativa, lo que significa que puede corregir el efecto borroso de la atmósfera. Basta con mirar la imagen para captar el poder de su óptica: es como si el telescopio de 8,2 metros entero hubiera sido lanzado al espacio [2].

Al ser obervado a través de un telescopio pequeño, el Homunculo efectivamente puede parecerse a un hombre pequeño, pero la asombrosa imagen de NACO muestra claramente una estructura bipolar. También puede observarse la fina estructura de los “chorros” que salen desde la estrella central.

El año pasado, el Interferómetro -capaz de combinar la luz de dos o más telescopios del Very Large Telescope- también estudió a Eta Carinae con gran detalle y proporcionó información invaluable acerca del viento estelar de Eta Carinae.

La segunda imagen fue obtenida con la cámara infrarroja ISAAC del telescopio Antu, y corresponde a la nebulosa NGC 3576, situada a 9.000 años-luz de distancia, es decir, más lejos que Eta Carinae, pero también en la dirección de la constelación austral de Carina. NGC 3576 mide cerca de 100 años-luz de un extremo al otro, una distancia 25 veces mayor a la existente entre el Sol y su estrella más cercana.

Esta fascinante nebulosa es una gigantesca zona de gas incandescente donde las estrellas están en formación. La intensa radiación y vientos provenientes de las estrellas masivas están destrozando las nubes de las cuales se forman, creando un paisaje espectacular. Se estima que la nebulosa tiene cerca de 1,5 millones de años de edad, algo así como el parpadeo de un ojo en escala cosmológica de tiempo.

Astrónomos de la Universidad de Colonia [3], Alemania, han estudiado esta zona con el instrumento ISAAC del Very Large Telescope de ESO, para determinar la proporción de estrellas que todavía tienen un disco protoplanetario en el cual se forman los planetas. Mirando regiones jóvenes de diferentes edades, los astrónomos esperan calcular la vida de los discos protoplanetarios y de ese modo comprender mejor cómo se forman los planetas. Los científicos están particularmente interesados en mirar el efecto que producen en la supervivencia de estos discos tanto la intensa radiación de las estrellas, como los encuentros estelares en estas densas regiones.

Notas

[1]En realidad, la explosión fue observada en la Tierra en 1843, pero como la distancia a Eta Carinae bordea los 7.500 años-luz, la explosión debe haber ocurrido hace aproximadamente 7.700 años.

[2] Dado el gran tamaño de los cuatro telescopios gigantes del VLT, la resolución que se alcanza en las longitudes de onda más largas del infrarrojo cercano -donde observa NACO- es tan buena gracias a la óptica adptativa, que equivale a observar la luz visible con el Telescopio Hubble desde el espacio. De hecho, la resolución es de casi 0,05 arcosegundos, diez veces mejor de lo que se puede obtener normalmente sin óptica adaptativa desde un emplazamiento excelente.

[3] Los astrónomos son C. Olczak, R. Schödel, S. Pfalzner y A. Eckart.

Contactos

Valentina Rodríguez
Encargada de Prensa de ESO en Chile
Santiago, Chile
Tlf.: +56 2 463 3123
Correo electrónico: vrodrigu@eso.org

Henri Boffin
ESO
Garching, Germany
Tlf.: +49 89 3200 6222
Correo electrónico: hboffin@eso.org

Valentina Rodrigue
ESO
Chile
Tlf.: +56 2 463 3123
Correo electrónico: vrodrigu@eso.org

Esta es una traducción de la nota de prensa de ESO eso0817.
Bookmark and Share

Acerca de la nota de prensa

Nota de prensa No.:eso0817es-cl
Legacy ID:PR 17/08
Nombre:Eta Carinae, NGC 3576
Facility:Very Large Telescope

Imágenes

El Homunculo (NACO/VLT)
El Homunculo (NACO/VLT)
NGC 3576
NGC 3576

Ver también