Archivo Científico y Universo Digital

Archivo Científico

El Grupo de Operaciones del Archivo Científico recibe y redistribuye todos los datos producidos por los telescopios de ESO así como del Telescopio Espacial Hubble y proporciona apoyo de primera línea a los usuarios del archivo.

Archive Operations RoomCada año se distribuyen más de 12 terabytes (TB) de datos, en respuesta a unas 10.000 solicitudes efectuadas a través de la red. Además, anualmente se envían más de 2.000 CDs y DVDs de información a sus respectivos Investigadores Principales con observaciones hechas bajo modo de servicio. El archivo total actual contiene alrededor de 130 TB, con una tasa de entradas de unos 15 TB por año. Esto pronto se multiplicará por 10, ya que el Visible and Infrared Survey Telescope for Astronomy (VISTA), con su cámara de infrarrojo cercano, producirá por sí sólo alrededor de 150 TB de información anual.

Los servidores de bases de datos de ESO están coordinados entre Alemania y Chile, y su tecnología y complejidad rivaliza con la de grandes empresas comerciales de primera línea, tales como la comunidad bancaria internacional.

El Universo Digital

Los importantes progresos alcanzados en la tecnología de telescopios, detectores y computadores, permiten en la actualidad que las investigaciones astronómicas produzcan enormes cantidades de imágenes, espectros y catálogos. Estos conjuntos de datos cubren el cielo en todas las longitudes de onda, desde rayos gamma y rayos-X, pasando por el infrarrojo y el visible, hasta llegar a las ondas de radio.

Los astrónomos están desarrollando nuevas formas de hacer ciencia, al lograr que la ingente cantidad de información de este "Universo digital" sea fácilmente accesible. Estas técnicas emplean el paradigma GRID de cálculo distribuido, con acceso transparente y sin barreras a los datos a través de 'Observatorios Virtuales'.

Al igual que un observatorio físico tiene telescopios (cada uno con instrumentos astronómicos únicos), un Observatorio Virtual consiste en centros de datos, cada uno con una colección única de datos astronómicos, sistemas de software y capacidades de procesamiento.

Esta iniciativa global, implantada en la comunidad, se desarrolla mundialmente bajo los auspicios del Consorcio Internacional del Observatorio Virtual (International Virtual Observatory Alliance (IVOA)) y en Europa dentro del marco del EURO-VO project.

Los Observatorios Virtuales ya han probado su efectividad al descubrir, por ejemplo, 31 nuevos candidatos a cuásares, ópticamente débiles y oscurecidos, en los campos del programa Great Observatories Origins Deep Survey (GOODS), multiplicando por cuatro el número conocido previamente. Esto significa que los sondeos en busca de potentes agujeros negros supermasivos han subestimado hasta ahora su número en un factor de, al menos, dos, y posiblemente hasta cinco. Ver comunicado eso0418 en inglés.