eso0839-es — Foto noticia

Elija su idioma:

LA IMAGEN ULTRAVIOLETA MÁS PROFUNDA QUE EXISTE DEL UNIVERSO

7 de Noviembre de 2008

Aquellos que se han preguntado cómo sería zambullirse en una piscina de millones de galaxias distantes de diversas formas y colores, disfrutarán la última imagen dada a conocer por ESO. Obtenida en parte con el Very Large Telescope, es la imagen ultravioleta más profunda del Universo obtenida desde la Tierra. Contiene más de 27 millones de pixeles y es el resultado de 55 horas de observaciones con el instrumento VIMOS.

Esta singularmente bella suma de imágenes, con su multitud de galaxias intensamente coloridas, muestra la región Chandra Deep Field South (CDF-S), una de las más observadas y mejor estudiadas de todo el cielo. CDF-S es una de las dos regiones seleccionadas como parte del estudio Great Observatories Origins Deep Survey (GOODS), un esfuerzo de la comunidad astronómica internacional que une las observaciones profundas de instalaciones basadas en la Tierra y en el espacio, en todas las longitudes de onda, desde rayos X hasta ondas de radio. Su objetivo primordial es proveer a los astrónomos del más detallado censo del Universo distante a fin de asistirlos en su estudio sobre la formación y evolución de las galaxias.

La nueva imagen dada a conocer por ESO combina información obtenida con el instrumento VIMOS en las bandas U y R, así como información obtenida en la banda B con el instrumento Wide-Field Imager (WFI) del telescopio MPG/ESO de 2.2 metros de La Silla, ello en el marco del estudio GABODS. La imagen de banda U recién dada a conocer por el equipo de GOODS -obtenida luego de mirar fijamente durante 40 horas la misma zona del cielo- es la imagen más profunda jamás tomada desde la Tierra en este campo de longitud de onda. En estas profundidades, el cielo está casi completamente cubierto por galaxias, cada una como nuestra propia galaxia, la Vía Láctea, hogar de cientos de miles de millones de estrellas.

Las galaxias detectadas son miles de millones de veces menos perceptibles que las que pueden observarse a simple vista y de un rango de colores no directamente observables. Esta imagen profunda ha sido esencial para el descubrimiento de una gran cantidad de galaxias que están tan lejos que se ven tal como eran cuando el Universo tenía sólo 2 mil millones de años de edad.

En este mar de galaxias –o universos islas como son a veces denominadas- sólo son visibles unas pocas estrellas pertenecientes a la Vía Láctea. Una de ellas está tan cerca que se mueve muy rápido en el cielo. Esta “estrella de alto movimiento real“ es visible a la izquierda de la segunda estrella más brillante en la imagen. Aparece como un divertido y alargado arcoiris debido a que la estrella se movió mientras la información era obtenida en los diferentes filtros durante varios años.

Información adicional

Debido a que el Universo se ve igual en todas las direcciones, el número, tipo y distribución de galaxias es la misma en todas partes. Consecuentemente, se pueden realizar observaciones muy profundas del Universo en cualquier dirección. Se seleccionó una serie de campos donde no existiera ningún objeto en primer plano que pudiese afectar las observaciones del espacio profundo (tal como una estrella brillante en nuestra galaxia, o el polvo de nuestro Sistema Solar). Estos campos han sido observados utilizando una serie de telescopios y satélites, a fin de poder recolectar información en todas las longitudes de onda posibles, y caracterizar el espectro completo de objetos en el campo. La información adquirida de estos campos profundos normalmente es difundida a la comunidad de astrónomos, constituyendo la base para importantes colaboraciones.

Las observaciones en la banda U, esto es, en el límite entre la luz visible y la ultravioleta, son un desafío: la atmósfera de la Tierra se torna más y más opaca hacia el ultravioleta, una propiedad útil para proteger la piel de las personas, pero limitante para los telescopios basados en Tierra. A longitudes de onda más cortas, las observaciones sólo pueden hacerse desde el espacio, usando por ejemplo el Telescopio Espacial Hubble. En Tierra, sólo los mejores emplazamientos, como el Observatorio Paranal de ESO en el Desierto de Atacama, pueden llevar a cabo observaciones útiles en banda U. Incluso con las mejores condiciones atmosféricas, los instrumentos están al límite en estas longitudes de onda: el vidrio de los lentes normales transmite menos rayos UV, y los detectores están menos sensibles, por tanto, sólo los instrumentos diseñados para observaciones UV, como VIMOS en el Very Large Telescope de ESO, pueden obtener suficiente luz.

La imagen en banda U de VIMOS, que fue obtenida como parte del programa público ESO/GOODS, está basada en 40 horas de observaciones con el VLT. La imagen en banda R de VIMOS fue obtenida superponiendo un gran cantidad de imágenes de archivo totalizando 15 horas de exposición. La imagen en banda B del instrumento WFI es parte del estudio GABODS.

Contactos

Henri Boffin
ESO
Garching, Germany
Tlf.: +49 89 3200 6222
Correo electrónico: hboffin@eso.org

Valentina Rodriguez
ESO
Chile
Tlf.: +56 2 463 3123
Correo electrónico: vrodrigu@eso.org

Esta es una traducción de la nota de prensa de ESO eso0839.
Bookmark and Share

Acerca de la nota de prensa

Nota de prensa No.:eso0839-es
Legacy ID:PR 39/08
Facility:MPG/ESO 2.2-metre telescope

Imágenes

Una piscina de galaxias distantes
Una piscina de galaxias distantes

Ver también