Elija su idioma:
Nederlands Português English italiano Norsk Русский Íslenska
Noticias del Universo para niños de todo el mundo

¿Así que crees que no te estás moviendo?

4 de julio de 2013

Casi seguro que ahora mismo estás sentado. Podría parecer que estás sentado sin moverte, ¡pero justo en este preciso segundo, estás atravesando velozmente el espacio a velocidades que hacen que el cohete más rápido parezca moverse al ritmo de un caracol! Piensa en la Tierra - gira una vez completa cada 24 horas. ¡Esto significa que está girando a velocidades de más de 1500 kilómetros por hora mientras estás sentado aquí sin darte cuenta! La Tierra también se está moviendo a lo largo de su órbita alrededor del Sol, y el propio Sistema Solar está en órbita alrededor del núcleo de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Todo este movimiento, ¡y un vaso de agua sobre la mesa ni siquiera tiembla!

Esto no es todo. Cada galaxia está girando. La Vía Láctea gira una vez cada 250 millones de años o así. Durante muchos años, los astrónomos han sospechado que esta rotación es impulsada por gas que está siendo atraído hacia la galaxia desde una envoltura de material que la rodea. Ahora por fin hemos visto una galaxia alimentándose glotonamente de esta reserva de material. En este dibujo, un artista ha intentado ilustrar cómo se vería esto: puedes ver la galaxia en el centro de la imagen, con largas estelas de gas que fluyen hacia ella.

Esta galaxia en particular tiene un apetito voraz y, como tú, cuanto más come, más grande se hace. Las galaxias empiezan con mucho gas pero, con el tiempo, este gas se agota porque se forman estrellas nuevas a partir de él. El fresco flujo de gas que se precipita sobre la galaxia repone su combustible para crear nuevas estrellas, ¡haciendo que la galaxia sea mayor y más brillante!

Dato curioso: Podemos ver este suceso impresionante gracias a que el centro extremadamente brillante de una galaxia muy muy lejana está alineado perfectamente, desde nuestro punto de vista, detrás de la galaxia que se está alimentando. La luz ha de pasar a través de todo el polvo cósmico que rodea la galaxia avariciosa antes de llegar a nuestros telescopios, colocando literalmente un foco de luz sobre ella, ¡y proporcionándonos una imagen detallada!

Esta es una versión para niños de la nota de prensa de ESO eso1330.