Elija su idioma:
français Nederlands Português English norsk Русский
Noticias del Universo para niños de todo el mundo

Un dragón cósmico respira nueva vida en el cielo nocturno

27 de Noviembre de 2013

Las distancias entre estrellas son tan inmensas que no podemos usar millas o kilómetros para medirlas, los números serían demasiado grandes. Por ejemplo, la estrella más cercana a nuestro Sistema Solar se encuentra a ¡38.000.000.000.000 kilómetros de distancia! Y ésa es la estrella más cercana. Hay estrellas que se encuentran miles de millones de veces más lejos que eso. ¡Nadie quiere escribir o decir números que tengan 20 cifras!

Así que, para distancias en el espacio usamos medidas diferentes: el tiempo que tarda en viajar un haz de luz. Cuando viaja a través del espacio, la luz se mueve a una velocidad de casi 300.000 kilómetros por segundo. Nada en el Universo conocido viaja más rápido que la velocidad de la luz.

Si de algún modo consiguieras engañar a las leyes de la física y viajar tan rápido como un rayo de luz, ¡todavía tardarías 160.000 años en alcanzar el objeto de esta fotografía! Y esta nube está dentro de una de las vecinas más cercanas de la Vía Láctea, una galaxia cercana llamada Gran Nube de Magallanes. Esta nueva imagen explora coloridas nubes de gas y polvo llamadas NGC 2035 (que se ve a la derecha), algunas veces llamada la Nebulosa Cabeza de Dragón.

Las coloridas nubes de gas y polvo están llenas de estrellas calientes recién nacidas que hacen que estas nubes brillen. Son también regiones donde las estrellas han acabado sus vidas con terribles resplandores de gloria como explosiones de supernova.

Mirando a esta imagen puede ser difícil captar el tamaño de estas nubes - a la distancia que la luz puede recorrer durante un año la llamamos “año-luz”, ¡y cada una tiene varios cientos de años-luz de tamaño! La Gran Nube de Magallanes es enorme, pero comparada con nuestra propia galaxia parece muy humilde realmente, abarcando sólo 14.000 años-luz, ¡unas diez veces más pequeña que la Vía Láctea!

Dato curioso: Si miras hacia arriba en una noche estrellada, el objeto más lejano que puedes ver a simple vista es la galaxia de Andrómeda, ¡que se encuentra a más de dos millones y medio de años-luz de distancia! Piensa en lo grande que debe de ser, ¡para estar tan lejos y todavía ser lo suficientemente brillante para que la podamos ver sin telescopio!

Esta es una versión para niños de la nota de prensa de ESO eso1348.