Orión, el cazador, cuida de ALMA

Con sus 66 espaldas vueltas hacia la constelación de Orión, las antenas de ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) permanecen alzadas sobre el llano de Chajnantor, en los Andes chilenos.

El motivo por el cual las antenas apuntan hacia ese lugar es una vista impresionantemente clara de la nebulosa de Orión, también conocida como Messier 42, que se encuentra en el centro de la imagen. Hacia la derecha podemos ver el resplandor rojizo de la estrella Betelgeuse, también conocida como Alpha Orionis. Estos son dos de los objetos más impresionantes en el cielo nocturno.

Betelgeuse es una supergigante roja y destaca por ser, entre las estrellas de nuestra galaxia, un candidato probable para convertirse, en un futuro cercano, en una supernova. Un futuro cercano hablando en escalas cósmicas, claro está (un informe reciente sugiere que esto ocurrirá en unos 100.000 años, lo que, en términos estelares, es un mero parpadeo galáctico). Cuando esto suceda, se convertirá en el objeto más brillante después de la Luna en nuestro cielo nocturno.

ALMA, sin embargo, profundiza más allá, estudiando los lugares del cosmos más antiguos y fríos, detectando luz en longitudes de onda milimétricas y submilimétricas. Sus antenas se pueden mover de forma independiente, observando el cielo en perfecta sincronía mediante un proceso conocido como interferometría, con el fin de alcanzar resultados que, de lo contrario, requerirían de un solo telescopio de unos 14.000 metros de diámetro.

Crédito:

ESO/B. Tafreshi (twanight.org)

Sobre la imagen

Identificador:potw1513a
Idioma:es
Tipo:Fotográfico
Fecha de publicación:30 de Marzo de 2015 a las 10:00
Tamaño:13239 x 3829 px

Sobre el objeto

Nombre:Atacama Large Millimeter/submillimeter Array, Orion
Tipo:Unspecified : Technology : Observatory

Formatos de imagen

JPEG grande
13,1 MB

Zoom


Fondo de pantalla

1024x768
242,5 KB
1280x1024
398,5 KB
1600x1200
499,0 KB
1920x1200
588,1 KB
2048x1536
746,2 KB

 

Ver también