ann15059-es-cl — Anuncio

ALMA aumenta en gran medida su capacidad para la detección de agua en el Universo

Los receptores de Banda 5 generan sus primeras bandas

17 de Julio de 2015

Después de más de cinco años de desarrollo y construcción, ALMA abrió sus ojos de manera exitosa en otro rango de frecuencia, después de obtener las primeras bandas con un receptor de Banda 5, específicamente diseñado para detectar agua en el Universo local. Este receptor además permitirá estudiar las moléculas complejas en las regiones de formación estelar y en los discos protoplanetarios, y detectar moléculas y átomos en las galaxias existentes en los inicios del Universo, mirando hacia el pasado unos 13 mil millones de años atrás.

ALMA observa el Universo en ondas de radio: espectro de luz invisible para el ojo humano. El tenue resplandor de las ondas electromagnéticas proveniente del espacio es captado por el conjunto de 66 antenas, cada una con diámetros de hasta doce metros. Sus receptores transforman esta débil radiación en una señal eléctrica.

Para explorar un amplio rango de frecuencias, cada antena de ALMA está equipada con hasta diez receptores diferentes, cada uno especialmente diseñado para abarcar un rango específico de longitud de onda. El nuevo receptor de Banda 5 es el octavo tipo en ser integrado y cubre un rango de longitud de onda que va desde los 1,4 a los 1,8 milímetros (frecuencias de 163 a 211 GHz), rastreando una parte del espectro electromagnético que ha sido muy poco explorada anteriormente.

"El receptor de Banda 5 abrirá nuevas posibilidades para explorar el Universo y traerá consigo nuevos descubrimientos", explica Gianni Marconi de ESO, encargado de la integración del receptor de Banda 5. "El rango de frecuencias de este receptor incluye una línea espectral de emisión de agua que ALMA será capaz de estudiar en regiones cercanas de formación estelar. El estudio de la presencia de agua es, por supuesto, de gran interés debido a su rol en el origen de la vida".

Con el receptor de Banda 5, ALMA también podrá rastrear las emisiones de carbono ionizado provenientes de objetos observados poco después del Big Bang, abriendo la posibilidad de explorar la primera era de la formación de galaxias. "Esta banda también permitirá a los astrónomos estudiar las galaxias más jóvenes en los inicios del Universo, unos 500 millones de años después del Big Bang", añadió Gianni Marconi.

Originalmente los receptores de Banda 5 se diseñaron, desarrollaron y producieron como prototipos bajo el Programa Marco FP6 de la Comisión Europea (Mejoras de ALMA), que comenzó en el año 2006. Después de los exitosos resultados obtenidos en las pruebas realizadas con los prototipos, los primeros receptores desarrollados fueron construidos y entregados a ALMA en el primer semestre de 2015. Dos receptores fueron empleados en la primera luz. El resto de los 73 receptores ordenados, incluyendo repuestos, se entregarán entre el presente y el 2017. El proyecto del receptor de Banda 5 ha sido desarrollado como una colaboración entre ESO y el Observatorio Radioastronómico Nacional (NRAO) de Estados Unidos. [1]

Notas

[1] ESO concedió el contrato europeo para los receptores enfriados criogénicamente a NOVA, la escuela de investigación para la astronomía de los Países Bajos, en colaboración con el Grupo de Desarrollo de Receptores Avanzados del Observatorio Espacial Onsala. El NRAO construyó los osciladores locales de alta precisión que sintonizan los receptores, de manera que la información entregada por todas las antenas pueda combinarse de manera precisa para generar imágenes de alta resolución.

Información adicional

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una asociación entre ESO, la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU. (NSF), y los Institutos Nacionales de Ciencias Naturales (NINS) de Japón en colaboración con la República de Chile. ALMA es financiado por ESO, a nombre de sus Estados Miembros, por la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU. (NSF), en cooperación con el Consejo Nacional de Investigaciones de Canadá (NRC), y el Consejo Nacional de Ciencia de Taiwán (NSC), así como el NINS en colaboración con la Academia Sinica (AS) en Taiwán y el Korea Astronomy and Space Science Institute (KASI).

La construcción y operación de ALMA se encuentran liderados por ESO a nombre de sus estados miembros, a nombre de Norteamérica son responsabilidad del Observatorio Radio Astronómico Nacional (NRAO), operado por Associated Universities, Inc. (AUI), y a nombre de Asia del Este corresponden al Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). El Joint ALMA Observatory (JAO) tiene como labor la unificación del proyecto, y es el responsable de la dirección general y la gestión de la construcción, así como de la puesta en marcha y las operaciones del observatorio.

Enlaces

Contactos

Richard Hook
Encargado de Prensa de ESO
Garching bei München, Alemania
Tel: +49 89 3200 6655
Cel: +49 151 1537 3591
Correo electrónico: rhook@eso.org

Sobre el anuncio

Identificador:ann15059

Imágenes

Receptor de Banda 5 de ALMA
Receptor de Banda 5 de ALMA
Uno de los receptores “Band 5” para ALMA
Uno de los receptores “Band 5” para ALMA
Uno de los receptores de Banda 5 de ALMA
Uno de los receptores de Banda 5 de ALMA