Relaciones con la Industria

Los científicos e ingenieros de ESO trabajan activamente con sus colegas de la industria europea y de otras instituciones de investigación de Europa para desarrollar tecnologías claves para el futuro. De hecho, la industria europea juega un papel fundamental en la realización de los proyectos de ESO. Sin la participación activa y entusiasta de los socios industriales de todos los países miembros y de Chile, tales proyectos no serían posibles. La Transferencia Tecnológica aumenta el valor de las actividades de investigación y desarrollo que ESO aporta a la sociedad en su conjunto, particularmente en los estados miembros de la organización.

Algunas de estas actividades de I&D incluyen nuevos sistemas opto-mecánicos y opto-electrónicos, además de sistemas de control y manejo con precisión extremadamente alta de equipamiento pesado. Otras actividades incluyen hardware y software (maquinaria y programación) para telescopios e instrumentos complejos, análisis de imagen matemáticamente avanzado, y óptimo manejo, archivo y descarga de enormes cantidades de datos. ESO desarrolló la revolucionaria "óptica activa" y tuvo un importante papel en el desarrollo de la "óptica adaptativa" para aplicaciones civiles. Los sistemas de óptica adaptativa no son sólo de importancia decisiva para las nuevas generaciones de telescopios, sino que también están entrando en las principales tecnologías de ingeniería óptica. Por ejemplo, hoy en día, la técnica de detección de frente de onda se emplea por la medicina moderna en la cirugía láser refractiva para corregir grandes aberraciones oculares.

También en el campo del desarrollo tecnológico, ESO mantiene estrechos vínculos con muchos grupos de investigación en institutos universitarios, tanto de los países miembros como de otros países. Así, los astrónomos de los países miembros están estrechamente involucrados en la planificación y construcción de los instrumentos científicos para el VLT/VLTI, así como para otros de los telescopios existentes o en proyecto. El desarrollo de instrumentos ofrece importantes oportunidades para los centros nacionales de investigación de excelencia, atrayendo a muchos jóvenes científicos e ingenieros.