eso0912-es — Comunicado institucional

EL PRIMER OBSERVATORIO DE ESO CELEBRA SUS 40 AÑOS

24 de Marzo de 2009

El Observatorio La Silla de ESO, que está celebrando sus 40 años de existencia, llegó a ser el más grande de su época. Llevó a Europa a la delantera de la investigación astronómica y aún es uno de los observatorios científicamente más productivos de la astronomía desde la Tierra.

El Observatorio La Silla de ESO, que está celebrando sus 40 años de existencia, llegó a ser el más grande de su época. Llevó a Europa a la delantera de la investigación astronómica y aún es uno de los observatorios científicamente más productivos de la astronomía desde la Tierra.

La Silla está en la vanguardia de la astronomía, con menciones atribuibles al trabajo del observatorio en alrededor de 300 publicaciones anuales.

La Silla ha conducido a una enorme cantidad de descubrimientos científicos, incluyendo varias primicias. El espectrógrafo HARPS es el principal cazador de exoplanetas. Detectó el sistema alrededor de Gliese 581, que contiene lo que podría ser el primer planeta rocoso en una zona habitable fuera del Sistema Solar (Ver noticia). Varios telescopios en La Silla cumplieron un rol crucial en descubrir que la expansión del Universo se está acelerando y en vincular las explosiones de rayos gama –las explosiones más energéticas en el Universo desde el Big Bang– con las explosiones de estrellas masivas. Desde 1987 el Observatorio La Silla de ESO también ha tenido un papel importante en el estudio y seguimiento de la supernova más cercana, SN 1987A (Ver noticia).

“El Observatorio La Silla sigue ofreciendo capacidades excepcionales a la comunidad astronómica” dice el Director General de ESO, Tim de Zeeuw. “Fue la primera presencia de ESO en Chile y, como tal, gatilló una larga y provechosa colaboración con este país y su comunidad científica”.

El Observatorio La Silla está ubicado en el borde del Desierto de Atacama chileno, una de las regiones más áridas y solitarias del mundo. Así como otros observatorios en esta área geográfica, La Silla se encuentra lejos de fuentes de luz contaminantes y, tal como el Observatorio Paranal que alberga al Very Large Telescope, posee uno de los cielos nocturnos más oscuros y despejados de la Tierra.

En su apogeo La Silla albergó no menos de 15 telescopios, entre ellos el primer –y por mucho tiempo, el único– telescopio de ondas submilimétricas del hemisferio sur (el SEST de 15 metros), lo que pavimentó el camino para APEX y ALMA, y el telescopio Schmidt de 1 metro, que completaron el primer mapa fotográfico del cielo meridional. Los telescopios de La Silla también han apoyado innumerables misiones espaciales, por ejemplo, obteniendo las últimas fotografías del cometa Shoemaker Levy 9 antes de que colisionara con Júpiter, ayudando así a predecir el momento exacto en que la nave espacial Galileo debía observar para captar imágenes de la colisión cósmica.

“Muchos de los astrónomos de la actual generación fueron entrenados en La Silla, donde tuvieron su primera experiencia con los que entonces eran considerados grandes telescopios,” afirma Bruno Leibundgut, Director de Ciencias de ESO.

Mientras algunos de los telescopios más pequeños han sido cerrados a través de los años, las observaciones de primera línea continúan con los telescopios más grandes, ayudados por nuevos e innovadores instrumentos astronómicos. Actualmente La Silla alberga dos de los telescopios de 4 metros más productivos del mundo, el New Technology Telescope (NTT) de 3,5 metros y el telescopio ESO de 3,6 metros.

“El NTT abrió nuevos caminos a la ingeniería y diseño de telescopios,” dice Andreas Kaufer, director del Observatorio La Silla Paranal. El NTT fue el primero en el mundo en tener un espejo principal controlado computacionalmente (óptica activa), una tecnología desarrollada en ESO y ahora aplicada al VLT y a la mayor parte de los grandes telescopios existentes en el mundo. El telescopio de 3,6 metros de ESO, que por muchos años fue uno de los más grandes telescopios europeos en operación, alberga actualmente al espectrógrafo HARPS, el buscador de planetas extrasolares más preciso del mundo.

La infraestructura de La Silla es utilizada por varios de los estados miembros de ESO para proyectos específicos, tales como el telescopio suizo Euler de 1,2 metros, el italiano Rapid.Eye Mount (REM) y el francés TAROT, buscadores de explosiones de rayos gama, como también instalaciones para todo tipo de usuarios como el telescopio de 2,2 metros de la sociedad alemana Max Planck y los telescopios daneses de 1,5 metros. El Wide Field Imager de 67 millones de pixeles en el telescopio de 2,2 metros ha tomado muchas fotografías asombrosas de objetos celestes, algunas de las cuales se han constituido en íconos.

El Observatorio La Silla, al norte de la ciudad de La Serena, ha sido un bastión de las capacidades de la organización desde la década de 1960. El emplazamiento fue elegido durante 1963 y 1964 por Otto Heckmann, primer Director General de ESO, y por varios reconocidos astrónomos después de una expedición exploratoria –en parte a caballo- por los Andes chilenos. Esto se realizó con el apoyo de AURA, que poco antes había decidido instalar un observatorio en el cercano cerro Tololo. En los años siguientes fue desarrollado el emplazamiento y se levantaron los primeros telescopios pequeños y medianos, seguidos por el telescopio de 3,6 metros en 1977 y por el NTT en 1989. El 25 de marzo de 1969, una audiencia de más de 300 personas, que incluía al Presidente chileno Eduardo Frei y al Ministro de Educación sueco, Olof Palme, celebró el término de la primera fase de la construcción.

“La edificación del Observatorio La Silla no sólo es de enorme importancia para el futuro de la investigación astronómica, sino también un notable ejemplo de lo que puede conseguirse a través de una cooperación internacional eficiente y de gran alcance”, dijo Olof Palme en la época.

El futuro del Observatorio La Silla sigue siendo luminoso. En 2007 el Consejo de ESO respaldó un plan que conserva un importante rol para La Silla, junto a las otras instalaciones de ESO, el VLT, ALMA y el E-ELT.

La Silla también planea albergar nuevos proyectos de telescopios nacionales e instrumentos visitantes, una opción que ya ha tenido una respuesta altamente positiva de la comunidad astronómica.

Enlaces

Contactos

Andreas Kaufer
ESO
Chile
Tlf.: +49 89 3200 5303
Correo electrónico: akaufer@eso.org

Henri Boffin
ESO
Garching, Germany
Tlf.: +49 89 3200 6222
Correo electrónico: hboffin@eso.org

Valentina Rodriguez
ESO
Chile
Tlf.: +56 2 463 3123
Correo electrónico: vrodrigu@eso.org

Esta es una traducción de la nota de prensa de ESO eso0912.

Acerca de la nota de prensa

Nota de prensa No.:eso0912-es
Legacy ID:PR 12/09
Tipo:• X - La Silla

Imágenes

Vista Aérea de La Silla
Vista Aérea de La Silla
La Cúpula de NTT
La Cúpula de NTT
SEST en La Silla
SEST en La Silla
Junio de 1963 – Reunión Cumbre en Cerro Morado
Junio de 1963 – Reunión Cumbre en Cerro Morado

Videos

ESOcast 5: El Primer Observatorio de ESO Celebra sus 40 Años
ESOcast 5: El Primer Observatorio de ESO Celebra sus 40 Años

Ver también