Los amables gigantes de Chajnantor

Muchos telescopios están formados, no por uno, sino por múltiples espejos o antenas. El VLT (Very Large Telescope) de ESO, ubicado en el Observatorio Paranal de ESO en Chile, es un ejemplo. El VLT está formado por cuatro telescopios principales y cuatro telescopios auxiliares móviles más pequeños, en total, ocho estructuras individuales. Sin embargo, incluso esto se queda pequeño ante ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), que se encuentra en la cima del Llano de Chajnantor, en los Andes chilenos, ¡y comprende una friolera de 66 antenas!

Incluso de manera individual, las antenas de ALMA impresionan por su tamaño. El propio Llano de Chajnantor se encuentra a una altitud de 5.000 metros, con su Centro de Operaciones de Apoyo (OSF, Operations Support Facility) a una altitud (también considerable) de 2900 metros. Como las antenas no se construyen en el llano, se necesitó un enfoque completamente nuevo para el transporte de cada una de las antenas desde el OSF a Chajnantor. ¡Que entren Otto y Lore!

Diseñados y construidos especialmente para este trabajo, Otto y Lore son los nombres de los dos transportadores de ALMA, los dos vehículos amarillos de la foto. El dúo posee características impresionantes; con 20 metros de largo, 10 metros de ancho y 28 ruedas cada uno, estas máquinas se construyen no sólo para sobrevivir en las duras condiciones del desierto de Atacama, ¡sino para prosperar en él! Aunque robustos y potentes, también poseen un toque delicado y son capaces de colocar cada antena con asombrosa precisión milimétrica.

Crédito:

A. Russell/ESO

Sobre la imagen

Identificador:potw1824a
Idioma:es
Tipo:Fotográfico
Fecha de publicación:11 de Junio de 2018 a las 06:00
Tamaño:4896 x 3264 px

Sobre el objeto

Tipo:Unspecified : Technology : Observatory : Facility

Formatos de imagen

JPEG grande
5,2 MB

Zoom


Fondo de pantalla

1024x768
385,9 KB
1280x1024
613,4 KB
1600x1200
861,8 KB
1920x1200
1,0 MB
2048x1536
1,3 MB

 

Ver también