Un cazador de estrellas retirado

Arriba, en las afueras del desierto chileno de Atacama, en los cielos que cubren el Observatorio La Silla de ESO, un meteoro arde a través de la Vía Láctea, cargada de estrellas y polvo. Este pintoresco evento tuvo un testigo silencioso y estático, visible en la parte izquierda de la imagen: el Telescopio Submilimétrico Sueco-ESO (SEST).

SEST fue construido en 1987 por ESO y el Consejo Sueco de Investigación en Ciencias Naturales y fue dado de baja en 2003. Durante esos 16 años observó uno de los cielos más oscuros y claros del mundo. En el momento de la construcción, SEST, de 15 metros, era el único telescopio grande en el hemisferio sur diseñado para astronomía submilimétrica.

Mientras estuvo activo, SEST fue utilizado para una amplia gama de investigaciones, incluyendo la observación del centro de la Vía Láctea y el estudio de los dos satélites de nuestra galaxia, las Nubes de Magallanes. En 1995, las observaciones de SEST mostraron que la nebulosa Boomerang —una nube de gas formada por una estrella moribunda en la constelación de Centaurus (El Centauro)— era la ubicación más fría conocida del Universo, tan solo un grado más cálido que el cero absoluto.

Crédito:

ESO/ B. Tafreshi (twanight.org)

Sobre la imagen

Identificador:potw1947a
Idioma:es-cl
Tipo:Fotográfico
Fecha de publicación:25 de Noviembre de 2019 a las 06:00
Tamaño:6144 x 4096 px

Sobre el objeto

Nombre:Swedish–ESO Submillimetre Telescope
Tipo:Unspecified : Technology : Observatory : Telescope

Formatos de imagen

JPEG grande
4,9 MB

Zoom


Fondo de pantalla

1024x768
274,8 KB
1280x1024
432,2 KB
1600x1200
600,3 KB
1920x1200
697,1 KB
2048x1536
914,2 KB

 

Ver también