eso2012es-cl — Foto noticia

Una impresionante mariposa espacial captada por un telescopio de ESO

30 de Julio de 2020

Como si de una mariposa se tratase, con una estructura simétrica, hermosos colores e intrincados patrones, esta llamativa burbuja de gas, conocida como NGC 2899, parece flotar y revolotear por el cielo en esta nueva imagen del Very Large Telescope (VLT) de ESO. Es la primera vez que se obtiene una imagen de este objeto con tanto detalle, incluso se distinguen los débiles bordes exteriores de la nebulosa planetaria brillando sobre las estrellas de fondo.

Las vastas franjas de gas de NGC 2899 se extienden hasta un máximo de dos años luz desde su centro, brillando intensamente frente a las estrellas de la Vía Láctea a medida que el gas alcanza temperaturas superiores a diez mil grados. Las altas temperaturas se deben a la gran cantidad de radiación proveniente de la estrella madre de la nebulosa, lo que hace que el gas de hidrógeno que hay en la nebulosa brille en un halo rojizo alrededor del gas de oxígeno, que brilla en tonos azules.

Este objeto, situado entre 3000 y 6500 años luz de distancia, en la constelación austral de Vela, tiene dos estrellas centrales, y se cree que son las responsables de su aspecto casi simétrico. Cuando una estrella llega al final de su vida y se desprende de sus capas externas, la otra estrella interfiere con el flujo de gas, adquiriendo la forma de doble lóbulo que vemos en la imagen. Sólo alrededor del 10 al 20% de las nebulosas planetarias [1] muestran este tipo de forma bipolar.

Los astrónomos pudieron captar esta imagen con alto nivel de detalle de NGC 2899 utilizando el instrumento FORS (FOcal Reducer and low dispersion Spectrograph, reductor focal y espectrógrafo de baja dispersión), instalado en UT1 (Antu), uno de los cuatro telescopios de 8,2 metros que componen el VLT de ESO, en Chile. Este instrumento de alta resolución fue uno de los primeros en instalarse en el VLT de ESO y está detrás de muchas de las hermosas imágenes y descubrimientos de ESO. FORS ha contribuido a las observaciones de la luz emitida por una fuente de ondas gravitacionales, ha investigado el primer asteroide interestelar conocido, y se ha utilizado para estudiar en profundidad la física detrás de la formación de nebulosas planetarias complejas.

Esta imagen proviene del programa Joyas cósmicas de ESO, una iniciativa de divulgación que produce imágenes de objetos interesantes, enigmáticos o visualmente atractivos utilizando telescopios de ESO, con un fin educativo y divulgativo. El programa hace uso de tiempo de telescopio que no puede utilizarse para observaciones científicas. Todos los datos recopilados también pueden ser adecuados para fines científicos, y se ponen a disposición de los astrónomos a través del archivo científico de la ESO.

Notas

[1] A diferencia de lo que su nombre indica, las nebulosas planetarias no tienen nada que ver con los planetas. Los primeros astrónomos en observarlos simplemente los describieron como planetas por su apariencia. Se forman cuando las estrellas viejas, con hasta 6 veces la masa de nuestro Sol, llegan al final de sus vidas, colapsan y se desprenden de sus capas exteriores en forma de gas en expansión, rico en elementos pesados. La intensa radiación ultravioleta proporciona energía y enciende esas capas en movimiento, haciendo que brillen intensamente durante miles de años hasta que finalmente se dispersan lentamente en el espacio, haciendo que las nebulosas planetarias sean relativamente efímeras en escalas de tiempo astronómicas.

Información adicional

ESO es la principal organización astronómica intergubernamental de Europa y el observatorio astronómico más productivo del mundo. Cuenta con dieciséis países miembros: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza, junto con Chile, país anfitrión, y Australia como aliado estratégico. ESO desarrolla un ambicioso programa centrado en el diseño, construcción y operación de poderosas instalaciones de observación terrestres que permiten a los astrónomos hacer importantes descubrimientos científicos. ESO también desarrolla un importante papel al promover y organizar la cooperación en investigación astronómica. ESO opera en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope junto con su interferómetro VLTI (Very Large Telescope Interferometer), el más avanzado del mundo, así como dos telescopios de rastreo: VISTA (siglas en inglés de Telescopio de Rastreo Óptico e Infrarrojo para Astronomía), que trabaja en el infrarrojo, y el VST (VLT Survey Telescope, Telescopio de Rastreo del VLT), que rastrea en luz visible. ESO también es socio de dos instalaciones en Chajnantor, APEX y ALMA, actualmente el mayor proyecto astronómico en funcionamiento del mundo. Finalmente, en Cerro Armazones, cerca de Paranal, ESO está construyendo el ELT (Extremely Large Telescope), de 39 metros, que llegará a ser “el ojo más grande del mundo para mirar el cielo”.

Enlaces

Contactos

Francisco Rodriguez
ESO Chile Press Officer
Santiago, Chile
Tlf.: +56 2 2463 3151
Correo electrónico: francisco.rodriguez@eso.org

Bárbara Ferreira
ESO Public Information Officer
Garching bei München, Germany
Tlf.: +49 89 3200 6670
Celular: +49 151 241 664 00
Correo electrónico: pio@eso.org

Connect with ESO on social media

Esta es una traducción de la nota de prensa de ESO eso2012.

Acerca de la nota de prensa

Nota de prensa No.:eso2012es-cl
Nombre:NGC 2899
Facility:Very Large Telescope
Instruments:FORS2

Imágenes

Nueva imagen obtenida por el VLT de ESO de la nebulosa planetaria NGC 2899
Nueva imagen obtenida por el VLT de ESO de la nebulosa planetaria NGC 2899
NGC 2899 en la constelación de Vela
NGC 2899 en la constelación de Vela
El cielo alrededor de NGC 2899
El cielo alrededor de NGC 2899

Videos

ESOcast Light 227 - Una impresionante mariposa espacial captada por un telescopio de ESO
ESOcast Light 227 - Una impresionante mariposa espacial captada por un telescopio de ESO
Acercándonos a la nebulosa planetaria NGC 2899
Acercándonos a la nebulosa planetaria NGC 2899

Ver también