Una luna nadadora

El famoso y seco desierto de Atacama puede parecer un lugar extraño para que la Luna se dé un chapuzón, pero en esta fascinante imagen, tomada por el fotógrafo embajador de ESO Petr Horálek, ¡parece estar hacienda precisamente eso!

La Luna creciente, muy alta al principio, desciende lentamente por el claro cielo chileno antes de llegar a la parte más espesa de la atmósfera, justo sobre el horizonte.

Fue aquí donde dio comienzo una "extraña representación teatral", según Horálek. El fino rayo de luz de la Luna fue distorsionado ópticamente hasta transformarlo en una “rara forma serpenteante" a medida que su luz pasaba a través de capas del aire con densidades diferentes, causadas por distintas humedades, temperaturas y presiones. La Luna perdió sus suaves curvas y, en su lugar, apareció como un zigzag ondulante y sinuoso, "como si estuviese nadando". El efecto de las capas espaciadas en la atmósfera hizo que varias partes de la imagen de la Luna se refractaran de forma diferente a medida que desaparecía en el horizonte.

Todas estas fotos fueron tomadas en el Observatorio La Silla de ESO, en Chile, frente al océano Pacífico.

Crédito:

Sobre la imagen

Identificador:potw1648a
Idioma:es
Tipo:Collage
Fecha de publicación:28 de Noviembre de 2016 a las 06:00
Tamaño:3378 x 2742 px

Sobre el objeto

Nombre:Moon
Tipo:Unspecified

Formatos de imagen

JPEG grande
956,9 KB

 

Ver también