Análogo planetario

El brillante cielo estrellado, la arena roja y las estructuras de hielo que protagonizan el primer plano de esta imagen se combinan para dar la impresión de ser un lejano desierto fuera del alcance de los seres humanos. Un paisaje que podría confundirse fácilmente con las regiones polares de nuestro lejano vecino Marte.

Estas formaciones irregulares, en forma de diente, no están en el planeta rojo, sino en las inclinadas colinas del desierto de Atacama.

Las formaciones se llaman penitentes — estructuras compuestas por hielo y nieve que, en su mayoría, se forman a grandes altitudes. La baja presión, la humedad y la temperatura en estos entornos ayudan a generar esta interesante y rara forma de congelación del hielo. Estas extrañas estructuras también tienden a orientarse hacia el sol, por eso están perfectamente alineadas, como un jardín de hielo amorosamente cuidado.

Y como si este hermoso capricho de la naturaleza no fuera suficiente, encima de las estructuras se divisan unas vistas aún más magnificas.

La gran estrella azul que vemos justo sobre la colina es Sirio, la estrella más brillante del cielo. Tras el horizonte, a la izquierda de Sirio, puede verse la anciana supergigante roja Betelgeuse, situada en la constelación de Orión. El segundo objeto más brillante después de Sirio es Canopo, al cual podemos apreciar como un punto azul brillante en el lado derecho de la imagen.

Esta extraña imagen de aspecto extraterrestre fue tomada por el fotógrafo embajador de ESO Babak A. Tafreshi.

Enlaces

Crédito:

ESO/B. Tafreshi (twanight.org)

Sobre la imagen

Identificador:potw1522a
Idioma:es-cl
Tipo:Fotográfico
Fecha de publicación:1 de Junio de 2015 a las 10:00
Tamaño:9000 x 2576 px

Sobre el objeto

Nombre:Atacama Desert
Tipo:Unspecified

Formatos de imagen

JPEG grande
6,6 MB

Zoom


Fondo de pantalla

1024x768
357,3 KB
1280x1024
553,0 KB
1600x1200
779,0 KB
1920x1200
931,6 KB
2048x1536
1,2 MB

 

Ver también